La Conquista del Aire y El Jinete Polaco

Etiquetas

, , , , ,

El jinete polaco

Antonio Muñoz Molina vuelca su autobiografía en su alter ego del personaje Manuel en “El Jinete Polaco” quién se ha pasado toda su vida renegando de su pasado, de su identidad forjada en Mágina, el pueblo que lo vio nacer, de su familia; es por eso que huye, se convierte en un traductor y pasa a ser un nómada, un apátrida por elección propia, niega su memoria y el espacio que le definía.

Todo esto cambia cuando conoce a Nadia, Manuel se enamora y la única posibilidad de tener una verdadera relación con ella pasa por reconstruir su propia identidad, ya que entiende que tener libertad para moverse por el mundo, no significa que sea, por extensión, una libertad interior. Se empieza a articular la vida antes de Nadia, y después de ella.

Así empieza a recrear un pasado que explica la personalidad del narrador, ilumina sobre la verdadera identidad del protagonista, se construye un nuevo sujeto masculino del que Manuel se había intentado alejar.

Distinguimos dos espacios en los que intenta recuperar su pasado, las cabinas donde ejerce su profesión de traductor, y un apartamento en Nueva York.
Mientras Manuel se encuentra en las cabinas de traducción, hablando las palabras, las ideas o los pensamientos de otros, él se ve trasladado como si de otro ser humano se tratara, al espacio de Mágina, es decir en el trabajo lo que hace es rememorar aspectos físicos, descriptivos del pueblo que lo vio nacer y lo define.
En cambio en el apartamento de Nueva York donde el protagonista disfruta de intimidad con Nadia, se produce un espacio neutro, entendemos que existe un espacio en blanco donde se focalizan y se configuran los recuerdos como tal, las acciones toman vida y toma forma la memoria del narrador.

El protagonista produce efectos de la memoria de diferentes formas que a su vez se corresponden con las diferentes partes de la que se compone la novela; así podemos ver que la primera parte, que podemos situar históricamente en el siglo XIX, Manuel apoyado en unas fotos antiguas hace uso de su imaginación, de rumores e historias que conoce, con la finalidad de construir la trama, la vida de generaciones anteriores a él. Manuel evoca un pasado que lo define como persona y explica de dónde proviene.

En la segunda parte, en la que habla de su adolescencia es el mismo protagonista quién admite que modifica el pasado, donde se ve más claramente la subjetividad interior del personaje masculino, la visión individual que construye su identidad:

“Puedo inventar ahora, impunemente, para mi propia ternura y nostalgia, uno o dos recuerdos falsos pero verosímiles, no más arbitrarios, sólo ahora lo sé, los que de verdad me pertenecen”

Y así llegamos a la tercera parte, Manuel y Nadia realizan una rememoración de un pasado común que realmente no han tenido, buscan puntos de unión en sus historias para crear una nueva común:

“Esas revoluciones íntimas que trae consigo el amor provocan una iconoclasta de recuerdos, una narración distinta de nuestra propia vida, adaptada a la nueva persona hacia quien la volcamos”

Es decir se produce una unión entre memoria y deseo, modifican sus recuerdos para construir crear vacíos donde introducir los recuerdos que desean.

Todo esto se refuerza con diferentes procedimientos narrativos, que ayudan al lector a ser consciente de estos efectos de la memoria.

En primer lugar la narración de una historia no lineal, los grandes saltos temporales de la novela ayudan a recrear esa sensación, ese efecto sensorial que hace que remitamos al mecanismo natural de la memoria.

En segundo lugar la fragmentación del texto siendo la trama quién ayuda a la cohesión, parece que el lector no importa, no se tiene en cuenta, y se refuerza con la caótica narración de las primeras hojas, donde se echan en falta algunos signos de puntuación para estructurar la obra, pero esa es la intención del autor, la mente no tiene descanso, piensa, recrea, rememora sin pausa y sin orden.
Podríamos decir que la idea principal se desarrolla de la siguiente manera, se recurre al pasado para explicar como es la personalidad del personaje en el presente, pero al ser narrado desde el presente el pasado es modificado, y por lo tanto, podemos estar ante un pasado alterado para justificar el presente del protagonista. En otras palabras ¿estamos ante un pasado que define un presente o un presente que define un pasado?

El libro también se hace eco de una historia de España, de una historia española muy extensa recogida en las diferentes generaciones que tienen voz en la novela; podemos ver como se define la vida en los pueblos, en las provincias de un país en plena dictadura Franquista, de la dura vida y del cambio del mundo rural aún basado en organizaciones casi feudales a otro régimen más estricto. También vemos la época de la República, la represión posterior, los vencedores y vencidos de la Guerra Civil, la situación de la clase media trabajadora y por extensión la clase alta explotadora.

Pero la obra en sí no trata como tema fundamental todas estas épocas, sino que se hace eco de la vida de las personas, de las historias individuales que generalizan una sociedad, del cambio de mentalidad de las personas, de su relación con los hechos del pasado, de los secretos personales de cada uno de los personajes de Mágina.

En consecuencia entendemos que la intención del autor ha sido mostrarnos la diferencia entre la realidad del pasado y la realidad del presente, el conflicto de lo contado en la época sobre lo ocurrido, y lo contado hoy en día sobre lo ocurrido en esa época; en definitiva y de forma personal, entendemos que Muñoz Molina no solo nos quiere hacer patente el abismo que se abre entre lo ocurrido y la rememoración de lo ocurrido, sino que además impregna toda la novela de un sentimentalismo al unir la historia de España a una historia familiar. para dotar a la narración de realidad, ya que su ideología literaria se sustenta en contar algo que sea veraz.

Otra apuesta literaria, totalmente diferente a “El Jinete polaco” de Muñoz Molina es la que presentamos a continuación; cuando Belén Gopegui escribió “La conquista del Aire” tenía una idea muy clara en mente, por eso modificó la estructura narrativa y nos encontramos con un prólogo, tres partes y un final, que nos recuerda al estilo ensayístico donde se nos habla sobre la influencia del dinero en la moral humana, Gopegui intenta realizar una investigación sobre las conciencias y las reacciones humanas.
El prólogo nos recuerdan a las tesis filosóficas, donde nos muestra los dos programas narrativos que la literatura actual está adoptando; en primer lugar una idea basada en novelas cuya finalidad es puramente comercial, y se basa en entretener al lector, para ello se debe eliminar todo significado, toda reflexión crítica dejando la historia plagada de hipersentimentalidad para provocar alguna reacción en el receptor de la obra, y podríamos clasificar la obra anterior, “ El Jinete polaco” como ejemplo de este tipo de programa narrativo. En segundo lugar, y donde se inscribiría la obra “La Conquista del Aire”, se intenta de despojar de toda emoción el texto (aunque siempre habrán elementos que lo sean porque es implícito y necesario para convertirse en una obra literaria) y el lector tendrá capacidad crítica así es como la autora explora un problema, no dejando que el lector sea indiferente a la construcción de la novela, debe tener un papel activo.

Se podría decir que Gopequi todo esto lo refuerza con el tema central de su obra, el dinero y por extensión, de la hipotética libertad de las personas; en un grupo de tres amigos de izquierdas se realiza un préstamo de 8 millones de dos de ellos al tercero, para ayudarlo en una crisis que sufre su empresa informática. Así tenemos una doble idea, una como el dinero influye en las relaciones sociales, y otra como el objetivo económico de la literatura, crean lectores sin posibilidad de crítica.
A lo largo de la novela, el tema del dinero se va diluyendo hacia las contradicciones de los propios protagonistas, entre su posición económica y sus ideales políticos de juventud, por lo consiguiente tenemos que la “revolución” que en su juventud intentaban realizar estos tres amigos marxista se han convertido en una moto nueva, un cargo fijo y una boda de alto nivel. Nos muestra el conflicto entre lo que creían ser y lo que son

Las dudas, las luchas que se producen el la mente de los personajes y desenlaces a los problemas que se plantean se construyen a forma de diálogo consigo mismos:

“Él no habia queriado prestarle el dinero a Carlos,se había sentido obligado a hacerlo.Eso era lo que le molestaba, haber actuado por quedar bien”.

La obra se estructura en diferentes partes divididas, que a su vez se subdividen en secciones, y se suceden fragmentos que alternan los diferentes personajes y nos muestran el conflicto interno de cada uno de los protagonistas. Por lo tanto la importancia se centra en la ideología y pensamiento de los personajes de tal modo que afecta a la fluidez de la narración, y el lector se ve obligado a una reflexión de manera constante que hace perder el curso de la historia.

La autora realiza una capitulo final con el que cierra la novela, una especia de epílogo en que reflexiona sobre la democracia y la política; los protagonistas comenzaban la historia en episodios de insomnio, y finalizan con un repetitivo duermen, que nos hace plantearnos, si se trata de un sueño de renuncia definitiva a luchar por esos ideales que de jóvenes tenían o bien, podemos esperar un despertar de esas convicciones juveniles, abandonadas con el paso del tiempo, y moldeadas por las cuestiones sociales en las que viven.

Queremos hacer hincapié que la misma autora declaró con respecto a su propia novela, que su intención era mostrar la presión que recibes, que aplicar sin pretenderlo, de los daños colaterales que haces (o te obligan a hacer) y del daño que haces por tus propios intereses; continuaba explicando que la presión es una fuerza, un poder y que ella pretende arrebatar, que muestre sus cartas y sobretodo, la falta de legitimidad que todo ello conlleva.

En conclusión, estamos ante dos maneras diferentes de interpelar al lector, ya que cada autor tiene una ideología literaria diferente. Mientras Muñoz Molina, se centra en utilizar el sentimentalismo, la sensorialidad para apelar a la parte emotiva del lector, y cuya función sea reconstruir la historia, la trama que se le ha presentado de manera fragmentada, sin tener que investigar sobre las motivaciones de cada personaje; Gopegui por su parte, alude a la capacidad crítica de cada lector, por ello su relato fragmentario se centra en la mentalidad, en la conciencia del ser humano reflejada en cada uno de los personajes, así se presentan diferentes reacciones todas de ellas legitimas, y que ayudan a entender las motivaciones de la sociedad en general.

“El Jinete polaco” es una novela comprometida en el sentido de que su intención y visión de literatura comprometida es contar las cosas de la forma más veraz, por ello Muñoz Molina recurre a la autobiografía, para darle ese toque de veracidad moral, contar una historia individual, no nos da un sentido explícito de la realidad, sino la visión de una sujeto, por lo tanto no subraya los conflictos expuestos en la obra.

“La Conquista del aire” es la otra cara de la moneda, apela a la inteligencia del lector, la emoción no puede ser eliminada, por ello tiene un sentido en la novela, hay una lectura clave sobre el texto, una hiperemocionalidad solo puede llevar a la despolitacización de la historia; pone de relieve diferentes historias, todas posibles y lícitas en la sociedad.

Por lo tanto estamos ante dos formas de literatura que esperan diferentes posiciones del lector, mientras en la primera se espera un lector inclinado hacia la parte sentimental de la historia, y que sea consciente que el pasado depende de nuestro presente y viceversa; por lo que corresponde a la segunda se nos exige un papel activo, el lector debe construir sus propias reflexiones, y que seamos conscientes de los diversos tipos de violencia, en este caso violencia económica, estructural, de poder.

Imagen

Tatuajes literarios

Etiquetas

, , , ,

Si retrocedemos en el tiempo, y analizamos la historia de los tatuajes, podremos ver una gran tradición desde los primeros tiempos de nuestra civilización. Lo que hasta hace unos años podría entender nuestra sociedad moderna como un símbolo delincuencia, de rebeldía, de pertenencia a un grupo u oficio, se ha trasformado en una moda.

Así que, ya puestos a llevar algo en tu piel para el resto de tu vida, ¿porqué no llevar una cita literaria, un texto que haya marcado tu vida? tumblr_m42gu43DW91qcm6bvo1_500      A continuación presentaremos una clasificación de los diferentes tipos de tatuajes literarios que podemos encontrar.

1: Tatuajes textuales: se componen básicamente de un fragmento del texto escogido, como vemos en la fotografía anterior, se trata de varios versos de Federico García Lorca, y en el ejemplo inferior, el microrrelato de Augusto Monterroso.

el-dinosaurio-480x364

2: Tatuajes mixtos: en este caso, los texto se acompañan de imágenes (concretamente flores); en su mayoría se acompañan de motivos de la Naturaleza, como la gran tradición literaria se ha encargado de demostrar. (Fragmento de El Principito de Saint-Exupéry, y Gloria Anzaldúa)Dibujo

3: Retratos de escritores: ¿porqué conformarse solo con un fragmento de tu texto favorito, si puedes tener la cara del autor? El más famoso es el retrato de Shakeaspeare.

Dibujo

(Edgar Allan Poe, Shakespeare y John Keats respectivamente)

4: Tatuajes figurativos: otra forma de hacer un tributo a un libro, no es únicamente mediante las palabras, sino imágenes que evoquen claves de estas lecturas.Los ejemplos hacen referencia a ” El Principito” cuya imagen son producto de las acuarelas que el propia autor incluyó en la primera edición del libro; y “Alicia en el País de las Maravillas”, si bien es cierto que el cine ha actualizado las imágenes que relacionamos con esta obra literaria, el imaginario colectivo proviene de una imagen tradicional anterior al cine

.Dibujo

5.Tatuajes emblema: Nuestra clasificación  los denomina así debido a que son una saga, una serie de libros temáticos, que solo los lectores reconocen;esto es un producto comercial promovido por las editoriales, pero al fin y al cabo también es una forma de representación de la literatura. Los ejemplos son de Harry Potter, las obras de Tolkien y Los juegos del hambre.

Dibujo

A continuación hemos reservado un espacio para las curiosidades; Tenemos desde errores ortográficos, renunciar a llevar de por vida un retrato, un texto o una imagen y tatuarse el nombre ( Salinger, hecho en tributo a su muerte) y la idea de un joven escritor, que ha ido más allá escribiendo en su piel de por vida, los ISBN de las primeras novelas que ha escrito.

Dibujo

Publisher’s Weekly realizó un ranking de los tatuajes más demandados y estos fueron los resultados:

1.Matadero Cinco ( so it goes) de Kurt Vonnegut ( En España no es tan conocido, pero en EE.UU es lectura obligatoria de ahí el gran incremento de tatuajes con esta frase, repetida en forma de mantra a lo largo de la historia)soitgoes42-480x286

2.El Principito

3.Alicia en el Pais de las Maravillas

4.Club de la lucha ( solo se puede resucitar después del desastre)

5. Trainspotting ( popularizado con el estreno de la película)

En conclusión podemos utilizar los tatuajes literarios como barómetro para medir los libros de mayor relevancia en la historia de la literatura, aquellos libros que cambian la vida de los lectores.

Bibliografía: Tattoolit y Contrariwise

“Los detectives salvajes” de Roberto Bolaño y “Reservoir Dogs” de Quentin Tarantino

Etiquetas

, , , , ,

detectivesreales

A primera vista diríamos, ¿qué tienen en común Bolaño y Tarantino? Uno hace libros, el otro hace películas, las historias que explican son totalmente distintas, ¿qué puede unir a dos personas tan dispares? A continuación vamos a proceder a la explicación de la unión que hemos encontrado en “Los detectives salvajes” y “Reservoir dogs”

¿Quién mató a Cesárea Tinarejo?

Roberto Bolaño escribió en “Los detectives salvajes” en boca del personaje de Juan García Madero:

<<2 de febrero

No sé si hoy es el 2 de febrero o el 3. Puede que sea el 4 de febrero, tal vez incluso el 5 o el 6. Pero para mis propósitos lo mismo da. Éste es nuestro treno. >>

Esa es la sensación que se destila en toda la obra, Bolaño utiliza toda una serie de elementos y estrategias narrativas, que hacen que el lector tenga una participación activa más que evidente, se basa en que éste tiene que construir la historia porque la trama se presenta de forma fragmentada, el receptor tiene que adquirir el papel de investigador encargado de seguir las huellas y establecer la relación entre las diferentes formas de enunciación.

Entendemos que da nuevos sentidos posibles a los sucesos y al tiempo con lo que vuelve al Tiempo en un tema de la narración, reflejado en la cita anterior ya sea bien una pérdida de la noción del tiempo, o bien porque no se estructure según el orden tradicional que entendemos.

Lo que definiríamos como la inexistencia de ruptura, sino en todo caso de continuidad y discontinuidad de la trama, de intermitencia y por eso encontramos hechos que parecen inconexos pero si los organizamos completan la historia.

En la obra distinguimos dos partes(a pesar de que la historia está dividida en 3 partes según la estructura que ha definido el autor); en primer lugar nos encontramos con el diario de Juan García Madero, y la segunda parte donde se nos cuenta la historia de Ulises Lima y Arturo Belano mediante un collage de diversos puntos de vista de personajes de distintas clases sociales, una multiperspectividad que se caracteriza por ser a su vez una voz individual, con fecha y localizada espacialmente que narran los puntos de contacto de los primeros con estos personajes, que en algunos momentos se interrelacionan como puede ser la primera intervención de Luis Sebastián Rosado donde en su descripción evoca a su amigo Moore, a continuación , la siguiente intervención es de Alberto Moore narrando el mismo hecho que anteriormente había hecho su amigo, pero desde su punto de vista.

Lo revolucionario del texto estiba en la no linealidad del relato, ya que García Madero cuenta su historia de cómo conoció a Lima y Belano hasta que huye con Lupe y junto a estos dos que habían regresado de Europa; en ese momento se nos interrumpe la narración para comenzar, mediante este multiperspectivismo, la historia de Belano y Lima aunque de forma separada, para finalmente volver a México, justo cuando se reanuda la narración mediante el diario de García Madero.Es decir la obra narra la historia de García Madero donde aparece una catálisis de Arturo Belano y Ulises Lima, y que se introduce como catálisis pronuclear en mitad de la narración, la historia de Belano y Ulises pero explicado por múltiples personajes, nunca por ellos mismos.

Es así como se establecen diversas hipótesis y crea en el lector diversos efectos entre los que tiene que evaluar qué ha ocurrido realmente, y además se ve reforzado debido a la alteración del tiempo en la presentación de la secuencia pero ocurren en simultaneidad, en conclusión, lo podríamos entender como una estrategia que muestra la fragilidad de la sociedad como metáfora epistemológica.

Respecto a la caracterización de los personajes y los ambientes tienen gran relación con los procesos culturales y sociales que se generalizan; lo vemos reflejado en el vagabundeo y el caminar errante de García Madero ya sean los espacios de la calle Bucareli, el café de Quito en el cual podemos encontrar desde viejos periodistas, exiliados, poetas, estudiantes y personajes marginales, como imagen de individuos desconcertado y aislado, distraído e incluso disminuidos a punto de desfallecer, donde la intelectualidad bohemia no se aleja del mundo del delito.

En esa intemperie, se producen cientos de reflexiones sin seguridad, y es por ello, tal vez, que no encontramos descripciones ni siquiera menciones a los espacios del poder político y religioso, para fomentar esa idea de aislamiento que caracteriza al individuo de esta sociedad.

Las migraciones por el territorio de América también están presentes, Belano es un chileno en México, aparecen argentinos (Fabio Ernesto Logiacomo), aparece Xóchitl, casado con Requena y la uruguaya Auxilio Lacouture que Bolaño recuperará para su obra “Amuleto” como forma de hacer patente el espíritu mexicano. Otro aspecto en el que deberíamos centrarnos es la relación de los personajes con las mujeres, y esa alternancia y cambios que se realizan, se podría definir como una multiplicidad del objeto de deseo, es decir << que esta multiplicidad del objeto del eros se deba a la inaccesibilidad del objeto único de su elección>> . O bien que aferrarse a una sola mujer, podría significar la libertad por la que aboga el individuo.

Pero lo que más nos llama la atención es la incorporación de elementos visuales, juegos hipertextuales al final de la obra, ¿qué nos quiere transmitir el autor?

Desde nuestro punto de vista, creo que es un juego para que el lector entienda, que depende de quién mire qué, tiene una opinión, así que todo es un juego donde cada trama tiene diversas posibilidades y diferentes lecturas, y lo vemos también desde la visión de García Madero, no sabe quién ha matado a Cesárea Tinarejo; al igual que ocurre en la obra de Tarantino “ Reservoir Dogs” al explicarse desde un punto de vista concreto, puede llevar a confusión y el receptor de la historia debe imaginarse que es lo que ocurre en realidad, ya que los personajes no lo saben .

A continuación vamos a referirnos a la película de Tarantino, y así se puedan extraer las conclusiones necesarias para la comparación de ambas obras.reservoir dogs

¿Quién mató a Eddie el simpático?

Los guiones de Quentin Tarantino tienen una visión única y por ello reestructura el género clásico, es decir, las tramas y los personajes son conocidos, no son puramente novedosos pero en cuanto a la estructura y los diálogos son nuevos e innovadores.

Si bien debemos observar lo siguiente en “Reservoir Dogs” ; los personajes no hablan para que progrese la acción, es decir sus diálogos no tienen como función ayudar al desarrollo de la trama, sino que sirven para explicarnos cómo funciona la mentalidad de estos personajes; esto lo vemos claramente cuando Señor Rosa desangrándose en el coche dialoga con el Señor Blanco, su conversación gira en torno a la posibilidad de morir o no del Señor Rosa; esto no aporta información que el espectador no pueda deducir de las imágenes, ni sea un hipernúcleo de la acción, pero sí que nos ayuda a entender la caracterización del personaje en tanto en cuanto el Señor Rosa llama a Señor Blanco por su nombre (Larry) y que cómo sabremos posteriormente, infringe una de las reglas que se les había impuesto al grupo, el Señor Blanco le da la información al desangrado como una concesión de carácter ético-moral regido por la situación de desamparo en la que se encuentran.

Entonces nos surge la duda, ¿cómo se realiza el desarrollo de la trama, si el diálogo no colabora? Realmente consideramos que es la música la que ayuda al espectador a percibir los diferentes cambios que se realizan, ya que por ende, la historia nos presenta diferentes versiones y perspectivas sobre lo que ha ocurrido en realidad; se nos muestra cómo el Señor Rosa se prepara para ser un policía infiltrado en la organización ,y todo esto se refuerza con anacronismos sistemáticos, alteraciones del tiempo reforzadas con movimientos de la cámara que nos ofrecen una amplia perspectiva de los que sucede como por ejemplo, mientras en la primera imagen se nos muestra al grupo de los “perros” al completo, a mitad de la historia se nos muestra el reclutamiento del Señor Rubio y del Señor Blanco, es así como tenemos los mismos personajes que desfilan, que entran y salen de distintas historias y que como característica es que acaban por converger en un punto concreto, el atraco cuyo botín son unos diamantes, imagen que no llegamos a ver.

Es así como a las diferentes focalizaciones de varios de los protagonistas, unimos los espacios en blanco, y por extensión como surge la pregunta, ¿quién mató a Eddie, el simpático? Quentin Tarantino se propone que el público no deje de hacerse toda clase de preguntas, ya que cada uno da versiones y perspectivas diferentes sobre lo que había ocurrido en realidad. Es el espectador quién tiene que construir e imaginar que cuáles son los hechos de la historia, como ordenarlos y darle sentido.

Concluimos con lo siguiente, ambas obras juegan con la participación del receptor cuya función es la de constructor de la historia y de sus propias conclusiones, y con las estructuras no lineales como parte de la fragmentación e individualismo de la sociedad. Los lectores son detectives que deben investigar la historia y sacar sus conclusiones para ejecutar un juicio de valor al respecto.

En qué estaba pensando Roman Polánski

Etiquetas

, , ,

pianista 2

En qué estaba pensado Roman Polánski es la primera pregunta que nos asalta cuando vemos la película “El pianista” (2001). Este director se aleja de las obras que toman como centro de acción la memoria histórica y que tanto proliferaron en estos años: la diferencia la encontramos en el tratamiento que hace el polaco en un tema tan cercano a su historia personal,  y por ello intenta alejarse de los sentimentalismos y los juicios de valor que despiertan otras películas.

Si profundizamos en el concepto de memoria, debemos distinguir dos niveles, la memoria vinculada a una persona y la memoria vinculada a la sociedad.En primer lugar Wladyslaw Szpilman interpretado por Adrien Brody, encontramos a éste personaje protagonista como revive su pasado; la primera escena donde se nos sitúa es cuando el protagonista, pianista de profesión, mientras se encuentra retrasmitiendo sus composiciones en la radio, Polonia sufre un bombardeo.Tras el desarrollo de toda la acción, la escena que sirve de cierre, viene a ser la misma situación, Szpilman tocando el piano en la radio como cierre de su vivencia personal.

Si bien es cierto, que por cuestiones de azar, situaciones incluso rocambolescas, el personaje va huyendo de la muerte, pero ¿acaso la tortura para un músico no es tener que vivir en silencio?Así centrándose en una historia personal, Polánski relata todo un suceso colectivo capaz de englobar a multitud de personas.

En segundo lugar, y lo que nos interesa tratar a nosotros es la memoria colectiva, entendemos que Polánski quiere homenajear a las personas que sufieron aquella barbarie , y del mismo modo incitar a un colectivo a no olvidar para evitar que todo aquello se repita.

Todo esto el director polaco lo articula mediante una mirada fría, mediante la objetividad, mostrando la acción justa a través del ojo de un espía (ventanas y puertas entreabiertas), es decir, Polánski se centra en lo que se nos oculta, haciuendo que sea el propio espectador quién emita un juicio sobre todo la barbarie que está visionando. Entendemos que lo relata desde la indiferencia y la falta de implicación emocional para que sea el receptor quién decida la interpretación que se merece, que los buenos no son tan buenos, ni los malos tan malos.

(A tener en cuenta que se recita a Shakespeare y “El Mercader de Venecia” con “Si nos pinchan, ¿acaso no sangramos? Si nos hacen cosquillas, ¿acaso no reímos? Si nos envenenan, ¿acaso no morimos? Y si nos agravian, ¿no debemos vengarnos?”) Así  pues recupera, ideas de Shakespeare no tan lejanas a lo vivido en el siglo XXI.

———————————————————————————————————

1. ” el uso público de la historia corresponde al uso que las varias memorias colectivas hacen de la memoria histórica para reconstruir el pasado de los grupos en relación con las experiencias propuestas por las nuevas élites sociales”  Detti. Storia in vetrina nell’Italia di oggi.”  Vol. V 329-342 (2002)

“A scanner darkly”: Si se hubiera presentado voluntario…

Etiquetas

, , , ,

“A scanner darkly” es una película dirigida en 2006 por Richard Linklater cuya trama está basada en la novela homónima de Philip K. Dick.

La historia se desarrolla en los suburbios del Condado de Orange (California) y gira en torno un agente de policía de narcóticos infiltrado llamado Fred,su misión es perseguir la producción y venta de la droga M; su alter ego es Bob Arctor, un camello vigilado por cámaras,que acaba por convertirse en un adicto a la sustancia M, una espiral decadente y peligrosa por sus efectos en la mente, como alucinaciones, confusión total y psicosis.

Todo esto afecta a la visión de la realidad que proyecta el personaje Fred/Bob, que además, cuando se encuentra en las estancias policiales debe utilizar un traje que cambia de forma constantemente, para ocultar su verdadera identidad de sus compañeros de trabajo, un juego de máscaras y de identidades ocultas que nos hace plantearnos la siguiente pregunta ¿Cuál es la verdadera identidad del protagonista?¿Es un policia infiltrado, o un camello al servicio del poder?

Si a todo esto le sumamos el efecto rotoscopio utilizado en la película para su diseño, entendemos que este estilo no es puramente estético sino que además es una manera de representar la visión fragmentada del protagonista, imposibilitando al espectador diferenciar entre nuestra realidad y la realidad  que nos muestra en personaje totalmente subjetiva.

La trama toma su punto álgido al final de la película, cuando el policía apartado del servicio debido a su adicción, es internado en una clínica de desintoxicación que resulta ser el centro de producción de la susodicha droga M, y lo más importante es, cómo sin saberlo Fred/Bob ha sido utilizado por el poder para infiltrarse en dicha organización; pero su mente está tan dañada que a pesar de qué consigue reconocer la flor de la que se extrae la droga M, queda la duda de si podrá hacer llegar al poder dicha información necesaria para su intervención.

La idea principal se desprende de las palabras de una de las afectadas por la sustancia M en la clínica donde se encuentra recluido el protagonista;

la atracción por lo inerte es mayor que por los seres vivos

Tras el visionado de la película vemos una intricada relación de traiciones, drogas,y corrupción donde nos asalta las dudas: ¿realmente el fin justifica los medios?¿existe un control gubernamental?

Lo brillante y escalofriante es la escena final.

El mundo editorial y la descarga de libros

Etiquetas

, , , ,

Hace unos días en clase, hablamos de forma fugaz acerca de las editoriales y los libros que podemos descargar de la Red; si bien es cierto que no profundizamos en el tema, el mismo día surgieron dos noticias que nos muestran las dos caras de la moneda.

Por un lado nos encontramos con unas declaraciones realizadas por el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Javier Cortés en la Feria Internacional del Libro Liber 2012 donde quiero destacar dos ideas, el impuesto que regula a los libros electrónicos que son los responsables de los precios abusivos a los que estamos acostumbrados, y la sorprendente afirmación que según palabras textuales de Cortés:

si no son los editores españoles los que ocupan este espacio, otros vendrán a hacerlo desde la distancia cultural

Se escudan en ser meros intermediarios entre los escritores y la cultura, y que su única función es abrir un abanico de posibilidades para los lectores.

Es aquí cuando se nos abre las siguientes incógnitas,si su única función es acercar la literatura a la gran masa popular,¿porqué alzarse en contra de la difusión gratuita mediante la Red de dicha literatura?¿El dinero que se paga por un libro es para premiar el trabajo de un escritor?Queda claro el interés económico de los editores.

Es así donde nos encontramos con la  otra cara de la moneda dicha anteriormente,el proyecto del escritor Juan Gómez-Jurado que en su página web  ha puesto su libro “El emblema del traidor” en descarga gratuita, un enlace para hacer donaciones y la página de Amazon donde se puede comprar la versión Kindle por 1,49e y el tapa blanda por 9,45e.

.

¿Dónde está el beneficio del escritor en este caso? Pues como él mismo dice:

Es mucho mejor considerar a los lectores personas… para los que escribes y haces soñar. No pagadores de servicios, sino compañeros de viaje.

Así que la idea defendida por Gómez-Jurado, y por otros escritores, es la siguiente, es lector no puede ser clasificado por un estrato sociocultural, el lector que hoy no pueda permitirse la última novedad lanzada por las editoriales, es el futuro lector que  podrá tener la posibilidad de comprar las obras de los escritores que ha leído con anterioridad, o tal y como dice uno de sus seguidores en Twitter:

el lector joven y sin dinero (en paro) de hoy, es el lector de 40 años con dinero y que compra siempre tus libros de mañana

A estas últimas palabras, poco más puedo decir. Lee, lee y lee.